Paradojas de la fotografía. Un comentario a “Perfectas imperfecciones. El arte de abrazar el azar y los errores” (exposición curada por Erik Kessels).

Una exhibición con propuestas tan disímiles y complejas puede leerse de muchas maneras. Los «cortes» interpretativos que podemos realizar sobre este universo heterogéneo son prácticamente inagotables. Por ello, en lo que sigue me gustaría desarrollar solamente una línea de exploración en torno a la noción de “paradoja”. El título, perfectas imperfecciones, es, de entrada, una señal de ello. Me parece que la idea de lo paradójico se puede encontrar, por lo menos, de cuatro formas diferentes en la exhibición: tres de ellas son inherentes a los trabajos; la restante, es un efecto de estos. Antes de analizar estas paradojas, me gustaría dar un paso hacia a atrás para explicar por qué considero pertinente este concepto para penetrar en la propuesta de Kessels.

Entrar